La mañana y el aire fresco

son nuestros aliados,

el sonido de unas botas

abre camino entre senderos

que esconden montañas bañadas

POR LA LUZ DEL ALBA.

Somos corazones salvajes

en constante búsqueda de imágenes

que nos hagan suspirar,

y si, nos tiemblan las piernas

cuando llegamos al final del camino...

¿QUÉ SERÍA DE LA VIDA
SIN ESE TEMBLOR
ANTE LA BELLEZA
Y LA AVENTURA POR DESCUBRIR?

Cierra los ojos,

señala un punto aleatorio en el mapa

y empieza el camino hasta la expedición polar.

Caminaremos juntos por lugares sin explorar,

¡te esperamos!

 

· POR MÒNICA BEDMAR ·

111101_aiguestortes_241 copia.jpg