Exploradores polares: David Oliete

David en Noruega. Foto de Abel Vilches.

David en Noruega. Foto de Abel Vilches.

David Oliete es uno de nuestros exploradores más veteranos, y, además, un buen amigo de la familia polar. Fotógrafo y realizador, sus fotos de los castells desde el aire dieron la vuelta al mundo y decenas de revistas y publicaciones de todo tipo las han publicado en sus páginas, la última: ni más ni menos que National Geographic.

Hace unos meses Álvaro charló con David para uno de sus cursos online y hoy recuperamos la entrevista para que tú también puedas conocer a nuestro explorador polar.

 

David, ¿tú hiciste esta serie fotográfica y pensaste: “Todos los blogs de fotografía del mundo van a hablar de mí”?. Sé la respuesta, porque eres uno de los tipos más humildes que conozco, pero cuéntame qué pensaste. Dime la verdad, que te conozco.

Te voy a contar la verdad más verdadera del mundo: no. En ese momento no fui para nada consciente de lo que podían a representar esas fotos. Y te explico por qué: yo ese día estaba en los castells para grabar el vídeo oficial del Concurs de Castells de ese año. En un principio no entraba en mis planes tirar fotos ya que tenía la cabeza en el vídeo… pero cuando vi esas espectaculares imágenes desde la cúpula de la plaza empecé a tirar fotos también como un loco. Pero sin más, no le di más importancia y seguí con el vídeo ese día.

The sky of human towers

Me pongo en tu piel. Llegas a tu casa, descargas las fotos, las revelas, le das a la F en Lightroom para verlas a pantalla completa, se te ponen los pelos de punta y qué piensas. ¿Te planteaste una estrategia distinta a lo habitual?, ¿o no tienes “estrategias” y pensaste simplemente en subirla a Facebook y hacer un tuit?

Cuando las tuve reveladas fue cuando pensé: joder, pues sí que molan. Pero insisto en que recuerdo que mi prioridad ese día seguía siendo el vídeo que había grabado y debía montar pronto. Quiero decir, que no empecé a revelar las fotos hasta uno a dos días después del Concurs, con calma. En cualquier caso sí que hice una cosa distinta y que no había hecho nunca: como quería darles el máximo de visibilidad más allá de las redes sociales diseñé y envié un pdf con una recopilación de las mejores fotos de la serie a unas cuantas publicaciones españolas (básicamente revistas y dominicales, debido a su formato) y alguna extranjera si mal no recuerdo. Esto fue sin publicar nada aún en Facebook para mantener un poco la “exclusividad”. Sin embargo, como la respuesta por su parte fue un rotundo silencio, decidí publicarlas en Facebook y en mi galería de Flickr. Si te digo la verdad, Álvaro, no recuerdo ni si hice un tuit, pero en cualquier caso, las fotos prendieron como una mecha en las redes.

 

Cuéntanos a nivel anecdótico los 3 lugares que más te ha impactado que hayan salido y a los que nunca creerías haber llegado.

Mmmm, si tuviera que elegir tres de las peticiones más curiosas, me quedaría con las aerolíneas. Es realmente sorprendente, pero aerolíneas como Korean Air, Turkish Airlines, KLM o Air Berlin han publicado mis fotos en algunas de sus publicaciones de a bordo, vídeo u online. Aún no entiendo mucho...

También en la página 3 de un especial de “The Telegraph”, justo después de una portada del Boss Springsteen, y para un tríptico y presentación interna de Volkswagen.

 

Venga, cuéntanos en exclusiva cuál es la última revista o medio que te ha pedido las fotos porque les ha llamado la atención. Que yo lo sé, no me hagas decirlo a mí.

Jeje... la verdad es que aún no me lo creo. National Geographic ha publicado este mes una de mis fotos en su edición internacional publicada en 37 países, entre ellos España. Cuando veo la cifra de 24 millones de ejemplares al mes se me cae todo al suelo.. No ha sido fácil, la revista contactó conmigo hace casi un año, diciéndome que estaban valorando la posibilidad de publicar mi foto. En seguida compartí mi alegría contigo... recuerdo cuando te escribí. Desgraciadamente la historia no acabó bien entonces y me confirmaron que NO publicarían de momento mi imagen. Pasó exactamente lo mismo una segunda vez al cabo de unos meses... hasta que el pasado febrero me escribieron por tercera vez desde Estados Unidos para pedirme el archivo original de la foto (sí, ¡el RAW!). Esta vez iba en serio. Tan en serio que ya está la revista en los kioscos de todo el mundo :)

 

En el número de junio de este año, National Geographic publica el trabajo de David Oliete sobre els Castells.

En el número de junio de este año, National Geographic publica el trabajo de David Oliete sobre els Castells.

Estas fotos no tienen marca de agua. Es uno de los grandes debates en Internet. ¿Te arrepientes?, ¿te sientes seguro?, ¿crees que has perdido alguna oportunidad por no haberla puesto? Dinos de qué forma te has asegurado que los medios lleguen a ti.

¡Ahá! Eterno debate. Mi opinión es que nunca una marca de agua puede verse más que la imagen, en caso de tenerla. Yo en mi caso empecé poniéndola, pero al final me di cuenta de que no es garantía de nada, que la gente puede cortar sin problema un dedo por debajo tu foto y quedarse tan ancho (doy fe). Así que la forma que  siempre he tenido yo de “proteger” mis fotos es cuidar mucho el tamaño y la resolución de ellas. Es decir, todas las fotos que cuelgo o cedo en blogs, webs o cualquier cosa que tenga que ver con el 2.0, el tamaño y su resolución es mínimo. Reconozco que probablemente haber puesto siempre la marca de agua me hubiera ahorrado alguna respuesta como “¡Ah!, es que la he publicado sin decir nada ni nombrar el autor porque no sabía de quien era. La he sacado del blog de Pirulo...”. Pero perder oportunidades no creo que las haya perdido por no ponerlas. Es algo que vas aprendiendo con el tiempo y poco a poco vas creando tus propios criterios, teniendo en cuenta que ninguno es infalible…

Ahora, para acabar, como fotógrafo: ¿crees que eres capaz, no de hacer una foto mejor, que seguro, pero de llegar tan lejos a nivel redes sociales?

Mi corazón te diría que sí, evidentemente, pero mi cabeza te diría que no, que la repercusión mundial que han tenido estas fotos difícilmente se podrá repetir. A pesar de esto debo confesarte que sinceramente cada día me sorprende más que aún hoy gente de todo el mundo siga teniendo interés en mis fotos y en los castells, después de tanto tiempo.

Para mí la fotografía es crecer, ser inquieto, aprender.

No puedo negar que mis fotografías de castells me han marcado mucho en todos los sentidos (positivamente), pero también tengo claro que son tan solo un capítulo de mi “álbum” personal, que mi fotografía seguirá creciendo y cambiando y que de aquí a unos años veré todas estas fotos como un bonito y anecdótico recuerdo que contar a los amigos.

 

¡Gracias, David!

 

DAVID OLIETE

Fotografías

WEB | INSTAGRAM FACEBOOK

Álvaro SAnz

Texto

WEB | INSTAGRAM FACEBOOK